Mi Blog / NO SOY GUAPA ¡No me digas lo contrario, ya lo hago yo misma!

NO SOY GUAPA ¡No me digas lo contrario, ya lo hago yo misma!

by Silvia Ayuso

“No soy guapa”, he pensado de mi misma gran parte de la vida. Cuando era pequeña, todo el mundo le decía a mí hermano constantemente, ¡que guapo es este niño! A mí, nadie me decía guapa. Por eso, se fue creando en mi mente el siguiente pensamiento: “Si nadie me dice que soy guapa, debe ser que no soy guapa”. Con el tiempo, esta idea se convirtió en una creencia limitante que me hizo dudar de mi misma y me mantuvo estancada en muchas áreas de mi vida. Las creencias que nos limitan, al final no son más que opiniones, ideas y pensamientos negativos que proceden de nuestro entorno (familia, amigos, profesores, jefes, tendencias, etc…) y que adquirimos sin cuestionar porque creemos que son ciertas, aunque en realidad no lo sean.

¿Por qué he dedicado tiempo a identificar mis creencias limitantes? Muy sencillo, para descartar lo que no soy y abrazar mi verdadera identidad. A lo largo de mi vida he tenido diferentes creencias limitantes como “no sé si soy suficientemente…”, “no sé si me merezco…” o “no sé como…” que me mantuvieron estancada y me impidieron avanzar en la dirección hacia la que yo realmentequería ir. Descubrir quien eres o qué eres verdaderamente (pienso que somos lo que sentimos), te da la fuerza, confianza y motivación que necesitas para emprender el camino elegido. ¡Esta vez directa a la meta!

¿Cómo he eliminado mis creencias limitantes? Una técnica muy sencilla que yo utilizo para eliminarlas es:

  1. Tomo consciencia de cuál esla creencia que me limita y me pregunto ¿En qué me perjudica? ¿En qué me beneficia? ¿Cómo sería mi vida sin esta creencia limitante?
  2.  Sustituyo la creencia limitante por una creencia positiva o potenciadora que me ayude a progresar.
  3. Por último, repito, repito y repito la nueva creencia potenciadora (a modo de mantra) hasta integrarla totalmente en mi vida. Si practicas todos los días este ejercicio en menos de lo que piensas comenzarás a sonreír más y actuar de manera más positiva.

¿Cuáles son mis creencias potenciadoras? Las creencias potenciadoras (pensamientos positivos) son una fuente interminable de energía y vitalidad. Cuando las integramos en nuestra vida, potenciamos nuestra personalidad, brillamos con luz propia y generamos un impacto positivo en nuestro día a día.  A mi me gusta definirme con creencias potenciadoras porque me ayudan a estar en consonancia con mis valores, me siento más focalizada y me dan la fuerza para seguir avanzando hacia mis metas. Cuando me enfrento a algún reto,o necesito generar una buena dosis de automotivación o confianza en mi misma,siempre elaboro una lista. Si tu también quieres construir tu propio listado y no sabes como comenzar, te recomiendo identifiques las emociones positivas que te producen las cosas que más te gusta hacer o también puedes pensar en las fortalezas que te hacen ser irresistible.

Estas son las cinco creencias potenciadoras “Yo soy” que he escrito para mi misma esta semana y que deseo te sirvan de inspiración para construir las tuyas:

  • Soy auténtica. Cuando tenía 27 años trabajé como periodista en la cadena de televisión ABC de Nueva York. Durante las primeras semanas viví preocupada porque mi acento no “sonaba” 100% inglés americano. Mi jefe de redacción, un hombre fornido y con una voz increíblemente cautivadora, me dijo una mañana “Silvia, tu voz aunque te parezca diferente es precisamente lo que te hace auténtica, sé fiel a ella y no la cambies nunca”. Siempre he recordado este consejo e intento que todo lo que hago en mi vida sea un reflejo de mi verdadero yo.
  • Soy una “creyente” de mis sueños. Como dijo Walt Disney “Todos nuestros sueños pueden hacerse realidad, si tenemos el coraje de perseguirlos.” Creo en esta afirmación con todo mi corazón y mi mente. Los sueños son la fuerza de la vida, por eso voy a seguir soñando y trabajando para alcanzarlos.
  • Soy generosa. Una de mis principales prioridades en la vida es ser generosa con los demás, pero, si no me valoro ¿como voy a valorar los demás? Si no me cuido ¿cómo voy a cuidar a los demás? Si no me dedico palabras bonitas todos los días ¿cómo se las voy a poder dedicar a los demás? Hace mucho descubrí que para poder ser generosa con los demás primero tengo que ser generosa conmigo misma.
  • Soy empática. Me gusta la gente y esto me motiva a involucrarme en proyectos solidarios principalmente relacionados con el bienestar y el empoderamiento de mujeres y niñas en diferentes partes del mundo. Me gusta escuchar a los demás y ponerme en su piel para entenderles y ver la mejor manera de ayudarles. Aunque soy sensible y siento las cosas profundamente, me gusta vivir con el corazón abierto.
  • Soy perseverante. La perseverancia es un valor positivo que siempre he tenido presente en mi vida. La perseverancia me ayuda a aumentar mi autoestima, aprender de mis errores,levantarme cuando me caigo y mejorar mis capacidades y habilidades. Utilizando correctamente este valor, alcanzaremos todas los objetivos que nos propongamos en el amor, salud, educación, profesional, económico, social y espiritual.
  • Soy positiva. Soy realista positiva, incluso en los momentos más difíciles, siempre veo el lado positivo de las cosas. Ser positivo es bueno para todo, incluso para tener una buena salud cuerpo-mente. De todos es conocida la influencia de este estado de ánimo en la reducción de las enfermedades depresivas, inflamatorias o autoinmunes. Cuanto más positiva estés más fuerte será tu corazón. Como dice el hijo de una amiga “mama tienes el síndrome de la positividad, ¡me encantas mamá!” yo también animo a todas las personas que tengo a mi alrededor a serlo. Aunque estamos viviendo un momento de gran incertidumbre os animo a que seáis positivas siempre.

            Como decía Gandhi:

Mantén tus pensamientos positivos,
porque tus pensamientos se convertirán en tus
PALABRAS

Mantén tus palabras positivas
porque tus palabras se convertirán en tus
ACCIONES 

Mantén tus acciones positivas
porque tus acciones se convertirán en tus
HÁBITOS

 Mantén tus hábitos positivos
porque tus hábitos se convertirán en tus
VALORES

Mantén tus valores positivos
porque tus valores se convertirán en tu
DESTINO

Y por mi parte recuerda:

Elige siempre ser siempre

la mujer que tu decidas.

 

PS. Comparte este artículo y escríbeme por DM para contarme tus avances.

Con mucho amor,

Silvia